QUE SÍNTOMAS PUEDO TENER SI TENGO EL TABIQUE DESVIADO

Cuando cierran la boca y respiran profundamente, ¿El aire fluye con facilidad a través de ambos lados de la nariz, o encuentran que la disposición de su nariz hace que sea más difícil respirar de manera libre? Entonces puede que padezcan un tabique desviado, el cual pese a no ser una condición de suma gravedad, sí es capaz de producir una disminución considerable en la calidad de vida de los afectados.


Una cantidad sorprendente de personas vive sin saber que presenta un desvío en el tabique de la nariz; dicho desvío significa que el cartílago que divide el conducto nasal está torcido o es desigual, lo que provoca que un lado sea más estrecho que el otro. Sin embargo, no todos los que padecen este problema requieren de una intervención para mejorar su calidad de vida, incluso muchas personas ni siquiera muestran síntomas. Por otra parte, para algunas personas esta condición puede agravar variadas enfermedades, así como causar muchos inconvenientes y dificultades.

Si en alguna ocasión se rompieron la nariz o sufrieron algún tipo de traumatismo en la cara, las probabilidades de desarrollar un desvío en el tabique son elevadas. En muchos otros casos, las personas ni siquiera saben que se han roto la nariz o que han sufrido una lesión lo suficientemente grave como para desarrollar este problema nasal. Cabe agregar que también puede ocurrir desde el nacimiento, por la presión que se llega a dar en el canal de parto, haciendo que el cartílago crezca de manera torcida. En esta publicación, les diremos algunas señales que pueden advertir la presencia de un desvío en el tabique.


Para empezar, mencionemos que existen diversos problemas que pueden experimentarse si se tiene un desvío en el tabique nasal. Esta condición, como se advirtió, puede causar otras afecciones o empeorar ciertas enfermedades, por ello es importante saber si se padece o no para solicitar atención profesional. Con el fin de ayudarles, a continuación enumeraremos los síntomas más comunes que pueden ser indicio de esta afección.

  1. Dificultad para respirar. La desalineación nasal a causa del desvío hace que sea más difícil que ingrese el aire a través de la mitad de la nariz, por lo que se vuelve más complicado el simple hecho de respirar. Este problema a menudo sale a la luz cuando se presenta un resfriado o alguna alergia, según los expertos.

  2. Congestión nasal y/o dolores de cabeza. Debido a que el aire no siempre fluye libremente a través de los conductos nasales, la cabeza a veces puede sentirse congestionada. Esa presión acumulada es capaz de provocar dolores de cabeza con suma frecuencia, incluidas las terribles migrañas. La presión adicional en los senos nasales también puede hacer que el rostro se sienta incómodo y adolorido. Este es quizá uno de los síntomas más notables que puede delatar la presencia de un tabique desviado.

  3. Hemorragias nasales. Cuando se padece un tabique curvo, es más dificultoso hacer pasar el aire por la nariz, con ello se hace más probable el hecho de que se sequen las membranas de la nariz. A causa de esa falta de humedad, es mayor la susceptibilidad a sufrir hemorragias nasales, este es también uno de los síntomas más notorios en lo relativo al problema en cuestión.

  4. Infecciones sinusales. Cuanto más obstruida se encuentre la vía aérea, será más probable que se desarrollen infecciones sinusales así como su frecuencia. El goteo nasal crónico y otros síntomas de resfriado suelen también acompañar al desvío del tabique.

  5. Ronquido y/o sueños interrumpidos. Cuando se duerme, la congestión nasal de un tabique curvo puede ocasionar respiraciones fuerte, así como ronquidos. Asimismo, si se presentan problemas para respirar, es posible tener también dificultades para descansar y quedarse dormido. En algunos casos, los desvíos en el tabique pueden contribuir al desarrollo de la temida apnea del sueño, a saber, una afección potencialmente grave en la que la respiración se detiene de forma periódica durante el sueño.

Ya sea que hayan presentado un desvío en el tabique desde el nacimiento por razones congénitas, o que hayan desarrollado uno después de haber sufrido una lesión en la cara o en la nariz, los médicos pueden diagnosticar con mayor precisión el problema mediante un examen físico minucioso. En algunas ocasiones, la aplicación de un aerosol de esteroides nasales puede corregir el problema, según los expertos, sin embargo si no se resuelve de esta manera, lo más probables es que se necesite la realización de una cirugía para enderezar el tabique, la cual es por lo general un procedimiento ambulatorio. Si los ronquidos son el problema principal, puede haber una solución aún más simple, por ejemplo, en algunos casos, dormir con la cabecera de la cama elevada puede ayudar a aliviar el problema.


Ciertamente, los puntos enumerados en esta lista podrán ayudarles a determinar la posible presencia de un desvío en el tabique, aunque para mayor precisión, resulta una buena idea consultar con un médico si sospechan que padecen este inconveniente. Incluso si termina siendo necesaria la cirugía para corregir el problema, realmente vale la pena someterse a ella. Una vez que la nariz esté reparada, ya no funcionará de forma anómala cuando se efectúen respiraciones profundas. Asimismo, podrán dejarse atrás una gran cantidad de otros problemas, por tal motivo no duden en consultar a profesionales en este tipo de reparaciones, como el Dr. Alberto Sanchez Martinez.




0 visualizaciones0 comentarios