BICHECTOMÍA, UNA ALTERNATIVA RÁPIDA Y SEGURA PARA MEJORAR LA APARIENCIA DE TU ROSTRO.

Actualizado: jun 21


Si buscas mejorar el aspecto de tu rostro con resultados naturales, esta información es importante para ti.


La bichectomía es una cirugía de corta duración que, generalmente, se realiza bajo anestesia local y tiene como objetivo disminuir el exceso de volumen en las mejillas, al retirar dos bolsas de grasa, mejor conocidas como “bolsas de bichat”, en los pacientes que cumplen con los criterios médicos y estéticos necesarios.


Su recuperación es rápida, permite al paciente regresar a sus actividades normales un par de días después del procedimiento y su índice de complicaciones es bajo; las infecciones, la formación de hematomas y/o seromas, son las más comunes.


Estas y otras razones más, son las que hacen de la bichectomía uno de los procedimientos más solicitados a quienes realizamos cirugía plástica facial. Ahora bien, recuerde que es importante que conozca las credenciales y la preparación del médico en quien confía su salud y belleza. Nuestros especialistas certificados cuentan con la experiencia y el equipo necesario para poder ser su mejor opción en este y otros procedimientos de cirugía plástica facial.


Las bolsas de bichat son depósitos de grasa que todos los seres humanos tenemos en la zona media de la cara, dependiendo de la genética y anatomía de cada paciente estas bolsas pueden generar la apariencia de una cara redonda.


Es común encontrar a gente de complexión media a delgada que no están satisfechos con la imagen de su rostro debido al volumen de sus mejillas, si este es tu caso, te invitamos a conocer más sobre la bichectomía.


¿Cuál es la solución a este problema?

La bichectomía es una cirugía de corta duración que generalmente se realiza bajo anestesia local y consiste en retirar dos bolsas de grasa acumuladas en la zona de las mejillas haciendo una incisión de, aproximadamente, un centímetro, por dentro de la boca, una vez extraídas estas bolsas, se realiza una cauterización de la zona y se da por terminada la operación.


Es una cirugía que no requiere hospitalización ni estancia para recuperación, puedes regresar a tus actividades en dos o tres días posteriores al procedimiento y a tu vida normal, incluyendo ejercicio, 15 días más tarde. El resto de los cuidados incluyen la aplicación de compresas frías en las mejillas los primeros días, una adecuada higiene dental, no exponerse al sol por tiempo prolongado, el uso de medicamentos antiinflamatorios y una dieta normal.


Las características antes mencionadas hacen de esta cirugía una excelente opción para aquellos que quieren mejorar su aspecto facial, sin sacrificar tiempo en la recuperación. La evolución natural de esta cirugía ocasiona un proceso inflamatorio, el cual, es más notorio en las primeras 48 a 72 horas, posterior a esto, la cara toma un aspecto normal, tendrán que pasar de seis a ocho semanas para empezar a notar los resultados y, aproximadamente, seis meses para que el proceso de desinflamación y cicatrización terminen por completo.


Es un procedimiento sencillo con bajo índice de complicaciones, en manos expertas como las de nuestros especialistas, este índice disminuye aún mas y los resultados son más favorables. Dentro de nuestra práctica profesional enfocada a cirugía plástica facial esta es la segunda cirugía que más realizamos, contando, solamente en los últimos 3 años, con más de 400 casos.


¿Soy un buen candidato para esta cirugía?

Si tienes entre 18 y 45 años, tu complexión es media a delgada, no cuentas con antecedentes médicos o alergias que contraindiquen la cirugía y deseas mejorar el aspecto de tu rostro, esta opción de tratamiento es para ti. Es indispensable contar con una consulta de valoración, en la cual, alguno de nuestros especialistas expertos determinará si el tratamiento y los resultados pueden ser favorables.


¿Tienes alguna duda sobre esta cirugía?

Una pregunta que comúnmente nos hacen los pacientes en la consulta de valoración es ¿qué pasara con sus mejillas al envejecer? El envejecimiento, entre otros cambios, produce que la grasa del cuerpo pierda volumen, por lo que en algunos casos se puede acentuar un poco más el resultado de la bichectomía después de los 60 años.


¿Se puede volver a formar o regenerar la bolsa de bichat?

La respuesta en este caso es NO, la grasa que se retira del cuerpo no se regenera por lo que el resultado es permanente, es importante mantener un peso estable después del procedimiento ya que si aumentamos de peso la grasa que se encuentra debajo de la piel de la cara o el cuello puede aumentar su volumen y hacer que el efecto de la cirugía se pierda parcial o totalmente.


¿Qué complicaciones puedo tener al someterme a esta cirugía?

Como les mencionamos anteriormente, el índice de complicaciones es muy baja y en manos expertos estas disminuyen considerablemente, sin embargo, las complicaciones que están reportadas son infecciones, formación de hematomas o seromas (sacos de sangre en coágulos o suero inflamatorio), lesiones al ducto de las glándulas salivales o daño a alguna estructura nerviosa que de sensibilidad o movimiento a esa región de la cara.


Para obtener los mejores resultados es importante acudir con un médico calificado, en nuestros especialistas encontraras la experiencia, el profesionalismo y equipo necesario para ser tu mejor opción, si estás pensando en realizarte una bichectomía, nuestro compromiso es guiarte en el proceso de decisión y poner todo en nuestras manos para ofrecerte un resultado favorable sin crear falsas expectativas.


Cualquier cirugía, por sencilla que parezca, debe de ser realizada por un médico calificado y certificado. El Dr. Alberto Sánchez Martínez cuenta con la certificación del Consejo Mexicano de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, A.C., y es miembro de sociedades médicas de la especialidad que avalan su preparación.

1 vista0 comentarios